Consejos de ahorro para parejas

Comprometerte y casarte es un momento emocionante en la vida de cualquiera. También puede ser un momento de intenso estrés al intentar planificar la boda y adaptarte a la vida en parejas. Añadir dinero a la ecuación no hace más que complicar las cosas.

Si están a punto de establecerse con sus parejas, puedes ahorrarte muchos disgustos y estrés siguiendo estos consejos relacionados con el dinero.

Qué hacer antes de casarte

Antes de casarte, hay algunos pasos que debes dar para asegurarte de que estás en una buena situación financiera.

parejas con cuentas

1. Discutir las prioridades financieras

En cualquier relación, es importante asegurarte de que tu y tu pareja tienen valores, creencias y prioridades similares. Alguien que quiere llevar un estilo de vida nómada, sin vivir nunca en el mismo país durante más de un año, tendrás problemas para establecerte con alguien que se contenta con vivir en su ciudad natal toda la vida.

Hablar de dinero puede ser estresante, pero es importante hablar de tus prioridades financieras con tu pareja:

  • ¿Crees que debes hacer donaciones periódicas a la caridad o a la iglesia?
  • ¿Cuáles son tus hábitos de gasto en el día a día?
  • ¿Es el pago de deudas, como los préstamos estudiantiles, o el ahorro y la inversión una de sus principales prioridades? ¿O prefieres gastar el dinero en el momento?
  • ¿Qué porcentaje de tus ingresos estás dispuesto a gastar en lujos frente a necesidades?
  • Si piensas tener hijos, ¿en qué medida quieres mantenerlos económicamente?
  • ¿Pagarás la guardería o uno de los dos se quedará en casa?
  • ¿Pagarás la totalidad de la educación universitaria?
  • ¿Esperas que tus hijos le apoyen económicamente en su vejez?
  • ¿Cuáles son tus planes de jubilación?

Estas preguntas no tienen una respuesta “correcta”. Asegúrate de que tu y tu pareja tienen prioridades similares, o pueden encontrar un compromiso en algún punto intermedio, puede ayudar a evitar discusiones financieras en el futuro.

parejas haciendo cuentas

2. Has una lista de objetivos financieros

Al igual que en el caso de las prioridades financieras, hablen de sus objetivos para el futuro, especialmente los financieros. Solicitar tarjeta de crédito juntos puede mejorar tus ingresos, además de potencializar su historial crediticio (en conjunto). Será mucho más fácil alcanzar sus objetivos si pueden trabajar juntos para conseguirlos, y puede ayudar a reducir la tensión si se aseguran de no tener objetivos que se contradigan directamente con los del otro.

  • ¿Quieres vivir en una casa lujosa o en una pequeña?
  • ¿Prefieres alquilar o ser dueño de tu casa?
  • ¿Quieres jubilarte pronto o trabajar a tope?

Decidir cuánto gastar en la boda

Una de las mayores fuentes de tensión para las parejas recién comprometidas en tu próxima boda. Las bodas pueden ser estresantes en el mejor de los casos porque hay que planificar para mucha gente y gestionar muchas partes en movimiento.

El costo de las bodas también es una fuente importante de estrés para las parejas comprometidas. Algunas bodas pueden ser extravagantes y costar decenas de miles de pesos más. Otras parejas optan por bodas mucho más modestas.

Aunque no hay nada de malo en organizar una boda cara, hacerlo conlleva contrapartidas. Podrías utilizar el dinero que te gastarías en un evento fastuoso para otros fines, como el pago inicial de una casa. Antes de empezar a planificar una boda, habla de la importancia que tiene para ti el evento y fija un presupuesto máximo para el mismo.

parejas felices

Hablar del coste de la boda con antelación es una buena manera de reducir los malos sentimientos provocados por las diferentes expectativas sobre lo que debería costar una boda.

Del mismo modo, hablen de cuánto quieren gastar en otros gastos importantes, como los anillos de compromiso, la despedida de soltera, la fiesta de despedida de soltero o el viaje después de casarse. Pueden ahorrar mucho dinero en gastos de la boda que no son realmente necesarios y seguir teniendo maravillosos recuerdos mientras destinan ese dinero a otras prioridades como el pago inicial de una vivienda.