Los bodies han sido una prenda que poco a poco ha ganado aceptación entre las adeptas a la moda.

Un “body” es una prenda semejante a las que se usan en el ballet clásico: una tipo blusa ajustada, de manga corta o larga, con broches en la parte de abajo para desabotonar al ir al baño.

Aunque era una prenda clásica, apenas esta llegando a nuestros clósets gracias las reinas del ‘street style’ e Instagram. 

Parece fácil usarlos, pero tiene algunos pequeños trucos y consejos para usarlos como una profesional.

Bodies combinan con pantalones y faldas largas

Combinan bien con faldas de vuelo o pantalones vaqueros y se usan en todo tipo de ocasiones: para una celebración, una comida o un sábado en una reunión casual con amigas.

Lo que se hace es combinarlo con prendas sencillas que lo hagan destacar en el look y no preocuparse en exceso por el escote.

Un body con escote puede combinarse con prendas informales

También esta prenda va genial con pantalones de mezclilla y zapatos de piso, para reforzar el look relajado.

Body tipo blusa de manga larga

Aunque parezca una prenda diseñada para mujeres sin un gramo de grasa en la cintura y alrededores, existe una opción mucho más amigable con todos los tipos de cuerpo y es el body ablusado.

Lo bueno que tiene esta prenda es que son similares a una blusa de manga larga que se pueden combinar tan fácilmente como cualquiera de las que tienes en tu armario.

La ventaja es que no se van a mover de su sitio por más que te muevas o levantes los brazos.

Un body también puede ser tu aliado en invierno

Si pensabas que los bodies son una prenda primaveral, los de punto son compañeros perfectos para los días de más fríoporque te ayuda a protegerte de las corrientes de aire frío.

Puedes llevarlo con todo tipo de faldas o pantalones pero ten en cuenta que se trata de una prenda pegada al cuerpo.

Para que tu figura se vea más estilizada, al ser el body una prenda ajustada, debes equilibrar con pantalones anchos o faldas de vuelo.