En estos días, cuando compro ropa nueva, el 80% del tiempo, me pregunto: ¿Se puede usar para vestir en la oficina?  

Semos sinceros. Pasamos mucho tiempo en el trabajo, por lo que nuestras compras deben acomodarse a los días que pasamos en la oficina y otros compromisos relacionados con el trabajo.

Pero esto no significa que mi trabajo tenga que ser aburrido. De hecho, me encanta jugar con el equilibrio entre piezas modernas y profesionales. 

Con el verano a la vuelta de la esquina, hay un factor más que agregar a la mezcla: las altas temperaturas.

Teniendo en cuenta el calor que se avecina, es normal preguntarse cómo verse en tendencia con el verano y seguir viéndose completamente apropiado para la oficina. 

A continuación, estoy compartiendo algunas ideas para combinar tendencia y protocolo en una oficina.

Ya sea que trabajes de forma independiente, a tiempo completo, en un entorno relajado o corporativo, hay algo para cada situación laboral. 

Tips para vestir en la oficina con un toque veraniego

Pantalones cortos “tipo traje”

No todos pueden usar pantalones cortos para el trabajo, pero afortunadamente esta temporada, los pantalones cortos, tipo bermuda, han tenido buena aceptación.

Ha habido un aumento en los trajes cortos elegantes que se ven relajados, pero pulidos.

Opta por pantalones cortos más largos y holgados con cintura alta y puedes usar unos coquetos zapatos de piso.

Sastrería colorida

Una forma fácil de armar tu vestuario de trabajo es con trajes de colores separados. 

No tienes que volverte demasiado loco con los colores si no quieres. Los versátiles en tonos negro, gris o pastel son maravillosos.

Puedes combinar con bodies de colores neutros o más coloridos. Claro, depende del color de tu pantalón, falda o saco.

Sandalias de tiras

Si bien las sandalias de tacón de tiras pueden ser una tendencia que crees que es la más adecuada para salir por la noche, las cosas ya han cambiado un poco.

Muchas de las sandalias de tiras en tendencia esta temporada son de tacones más bajos y dedos cuadrados para mayor comodidad y practicidad. 

Se ven tan elegantes con un traje a medida como con un vestido o una falda midi. ¡Adiós botas!