El bralette es la nueva tendencia en lencería

Los bralettes, los bodies y los vestidos tipo baby doll son las prendas femeninas más sensuales de todos los tiempos.

Desde Madonna, Bettie Page hasta Kendall Jenner lo usaron alguna vez en sus estilismos y poco a poco se continuo su uso y se normalizó.

Como todo en la moda, la ropa interior también fue evolucionando con el tiempo, en su estética y su uso. Dejó de ser utilizada solo como una prenda de protección femenina y se reinventó como una prenda de erotismo.

Durante muchos años exhibir la ropa interior era considerado de mal gusto. Las prendas íntimas se trataba de ocultar y se elegían colores oscuros para que quedaran opacadas debajo del resto de la vestimenta. Pero las cosas han cambiado mucho desde entonces.

Madonna, de las primeras en usar el bralette como una prenda de uso común

Madonna, la reina del pop, fue la que introdujo en los ´90 el doble uso de la ropa interior. Se la identificó como la pionera del uso del corsé como una prenda femenina. De seda, raso y encaje, así viajaban los distintos modelos que la acompañaban en sus recitales y giras mundiales.

“La lencería pasó a ocupar un rol protagónico en la indumentaria femenina. Antes quizás lo que se usaba debajo nadie lo notaba, pero ahora sí. Las transparencias y la tendencia de usar tops o corpiños sobre las remeras y camisas como también los culottes o los vestidos lenceros”, opinó una diseñadora experta en el tema.

El bralette ha gustado por ser de encaje y por no ser tan rígido como el brassiere. Sin duda es una accesorio que veremos más a menudo.