Edad para obtener un crédito

Si estás listo para obtener tu primera tarjeta de crédito, tal vez te preguntes qué edad debes tener para poder optar a ella. Naturalmente, no cualquiera puede obtener una tarjeta de crédito, y hay requisitos de edad para asumir la responsabilidad.

Para solicitar tarjeta de crédito a tu nombre, debes tener al menos 18 años. Pero hay requisitos financieros adicionales entre los 18 y los 21 años, incluida la capacidad de demostrar ingresos independientes. El proceso se hace un poco más fácil después de cumplir los 21 años, pero todavía hay cosas importantes que hay que saber para prepararse para el proceso de solicitud y calificación.

crédito para compras

¿Qué es un usuario autorizado?

Un usuario autorizado es alguien que es añadido (por un titular principal) a una cuenta de tarjeta de crédito con autorización para usar esa tarjeta. Normalmente, el usuario autorizado recibe su propia tarjeta de crédito con su nombre. Sus pagos y la actividad de la tarjeta se contabilizan en la cuenta del titular principal.

El usuario autorizado puede realizar pagos como lo haría con cualquier otra tarjeta de crédito, pero sólo el titular principal es responsable de los pagos. Por ello, es importante que el titular principal y el usuario autorizado establezcan juntos las expectativas sobre cuánto se puede gastar y quién pagará.

Como usuario autorizado, puedes beneficiarte del buen crédito del titular principal. Normalmente, el historial y la actividad de la cuenta del titular principal aparecen en sus informes crediticios, lo que puede ayudarte a construir tu propio perfil crediticio. Sin embargo, no todos los emisores de tarjetas de crédito hacen esto, así que considera preguntar si el emisor de tu tarjeta informa de la actividad de las cuentas de los usuarios autorizados.

mujer con crédito

Conseguir una tarjeta de crédito de 18 a 21 años

Puedes obtener una tarjeta de crédito a los 18 años, pero conseguir la aprobación puede ser un reto, ya que normalmente necesitas tener un historial y una puntuación de crédito. Si no tienes historial de crédito, es poco probable que tengas puntuación crediticia. Incluso si has creado crédito como usuario autorizado, conseguir una tarjeta de crédito entre los 18 y los 21 años implica cumplir algunos requisitos difíciles.

Si solicitas una tarjeta de crédito siendo menor de 21 años, tienes que demostrar que eres capaz de hacer frente a los pagos por ti mismo (lo que normalmente significa demostrar que tienes ingresos independientes procedentes de un trabajo u otras fuentes) aportando un recibo de sueldo o un estado de cuenta bancario.

Conseguir un aval

Si no consigues que te aprueben una tarjeta de crédito basándose en tu propio historial y perfil crediticio, algunos emisores de tarjetas de crédito pueden exigirte que solicites la tarjeta con un aval. La aprobación de la tarjeta con un aval depende del historial crediticio de esa persona. El aval asume la responsabilidad de los pagos si tu no los realizas, por lo que el emisor de la tarjeta de crédito suele querer asegurarse de que esa persona tiene un buen crédito y la capacidad de devolver las deudas.

mujer disfrutando su crédito

En el caso de los solicitantes menores de 21 años, el aval suele ser uno de los padres o el tutor. Antes de seguir adelante con el proceso, es una buena idea discutir las expectativas sobre quién hará los pagos, las posibles consecuencias para el crédito de cada persona y otras responsabilidades diversas.

Obtener una tarjeta de crédito después de los 21 años

Si ya has cumplido 21 años, tu capacidad para obtener una tarjeta de crédito depende de tu historial y perfil crediticio. Si acabas de cumplir 21 años y no tienes ingresos estables, probablemente tengas un historial crediticio limitado.

Sin embargo, la duración del historial crediticio es sólo uno de los factores que se tienen en cuenta cuando los emisores de tarjetas de crédito estudian tu solicitud. Dos de los factores más importantes para tu puntuación de crédito son: tu historial de pagos y las cantidades que debes actualmente a los prestamistas. Si hay pagos atrasados y saldos pendientes en tus informes, es posible que tu crédito no sea lo suficientemente fuerte como para calificar para la tarjeta que deseas.

Independientemente de tu historial crediticio, puede haber una tarjeta de crédito que se ajuste a tus necesidades. Muchas tarjetas de crédito están dirigidas específicamente a prestatarios con perfiles crediticios limitados, por lo que la clave está en hacer la investigación adecuada para encontrar la correcta para ti.

amigas comprando con crédito

Mira los tipos de tarjetas: Tarjeta de débito vs tarjeta de crédito | Ross Kingsland