Cómo elegir los mejores zapatos deportivos

Los zapatos deportivos son fundamentales para el inicio de un estilo de vida saludable o por mero estilo cómodo. Si estás iniciando en el cuidado de tu cuerpo, debes comenzar por elegir un buen calzado.

Y, si bien la industria del atletismo puede hacerte pensar que los zapatos “correctos” tienen que ver con la moda “correcta”, la elección de un par realmente debe hacerse con base al ajuste, rendimiento y prevención de lesiones. 

Quítate de dudas y sigue estos consejos para hacer una mejor compra.

Cosas a tomar en cuenta al elegir los mejores zapatos deportivo

Basa tu elección en la actividad que realizarás

Las zapatillas de baloncesto están diseñadas para el baloncesto. Las zapatillas de tenis están diseñadas para el tenis. Las zapatillas para correr están diseñadas para correr y las zapatillas para trail están diseñadas para correr en montaña.

Los fabricantes diseñan zapatos para ayudar a facilitar las acciones de cada deporte, para que los atletas puedan rendir mejor y reducir su probabilidad de lesiones. 

Por ejemplo, las zapatillas de baloncesto están diseñadas con una suela plana perfecta para tener mejor agarre en la cancha y hacer movimientos rápidos y ágiles.

 Del mismo modo, las zapatillas para correr y para trail se fabrican de manera diferente: las zapatillas para trail tienden a ser más pesadas y resistentes, con un mayor agarre en las suelas y más soporte alrededor de los tobillos.

Es importante seleccionar un calzado deportivo basado en el ejercicio que planea realizar. 

Si eres un aficionado al gimnasio, considera comprar un cross-trainer diseñado para una variedad más amplia de actividades. Así es menos probable que te lastimes y puedes ver mejoras generales en el rendimiento.

elegir zapatos deportivos

Reemplaza tus tenis según el tiempo

Una de las peores cosas que puedes hacerle a tu cuerpo es continuar usando un par de zapatos deportivos mucho más allá de su mejor momento. 

Los tenis están diseñados para brindar soporte a sus pies y tobillos, pero a medida que la amortiguación interior se rompe, todo tu cuerpo sufre los efectos.

La Academia Estadounidense de Medicina Deportiva Podiátrica ofrece los siguientes consejos para saber cuándo cambiar de tenis:

  • Después de aproximadamente 300 a 500 millas de correr o caminar.
  • Después de aproximadamente 45 a 60 horas de baloncesto, danza aeróbica, tenis o deportes similares.
  • Cuando hay un desgaste notable en la suela intermedia y los zapatos se ven desiguales cuando se colocan en una superficie plana.

Incluso si los zapatos no se han usado regularmente, reemplázalos después de un año; esto se debe a que pueden experimentar desgaste ambiental por el viento y el sol.

Si eres muy activo, es posible que debas reemplazar tus zapatos cada dos meses. Esto puede ser costoso, pero si tomas en cuenta que esto podría ahorrarte costosas consultas con fisioterapeutas, bien vale la pena el esfuerzo.

Establece tu presupuesto

El precio de los zapatos deportivos oscila entre $800 y más de $4000. Lo último que deseas es probar un par en la tienda, enamorarte del ajuste y luego tener que dejarlos porque no te alcanza.

Sigue adelante y establece su presupuesto antes de ir de compras. Si sabes que tu límite superior es de $1500, ni siquiera te pruebes zapatos que cuestan más que eso.

El truco aquí es ser razonable con su presupuesto. Cuando se trata de calzado deportivo, hasta cierto punto, obtienes lo que pagas. Un par de zapatos de $800 no ofrecerá todas las características de soporte que ofrece un par de zapatos de $1000 o $4000. 

Dicho esto, algunos estudios indican que los zapatos más caros no son realmente mejores que las opciones menos costosas que ofrecen las mismas marcas.

Por ello investiga todos los detalles posibles sobre el producto que te interesa antes de ir a la tienda. Checa si los tenis tienen la plataforma que requieres, así como si la tela te permitirá transpirar adecuadamente y checa con mucho detenimiento la suela.

Compra tarde en el día

A medida que avanzan las horas, tus pies se hinchan. Al comprar zapatos más tarde en el día, tus pies estarán más grandes, así que es un buen momento para probártelos.

Es mejor comprar un zapato que sea ligeramente más grande que un calzado demasiado pequeño. Y, debido a que los pies se hinchan durante el ejercicio, es más probable que un viaje de compras nocturno imite el tamaño de tu pie cuando hace ejercicio.

Como verás, son consejos sencillos te facilitarán elegir un calzado adecuado y por un precio justo a tu medida.