Fondos de inversión rentables

Los fondos indexados son fondos de inversión que siguen un índice de referencia, como el S&P 500 o el Nasdaq 100. Cuando tu  inviertes en un fondo indexado, ese dinero se utiliza para invertir en todas las empresas que componen el índice en cuestión, lo que le proporciona una cartera más diversa que si comprara acciones individuales.

Utilicemos el S&P 500 como ejemplo. El S&P 500 es uno de los principales índices que sigue el rendimiento de las 500 mayores empresas de EE.UU. Invertir en un fondo S&P 500 (uno de los más populares) significa que sus inversiones están vinculadas al rendimiento de una amplia gama de empresas.

Dado que el objetivo de los fondos indexados es reflejar las mismas participaciones de cualquier índice que sigan, están naturalmente diversificados y, por tanto, tienen un riesgo menor que las participaciones individuales. Además, los índices de mercado suelen tener un buen historial.

Fondos indexados

Aunque el S&P 500 fluctúa ciertamente, históricamente ha generado casi un 10% de rentabilidad anual media a lo largo del tiempo para los inversores. (Sólo hay que recordar que los rendimientos futuros no están garantizados).

La inversión en índices es una forma de inversión pasiva

Los inversores en índices no necesitan gestionar activamente la inversión en acciones y bonos tan estrechamente, ya que el fondo se limita a copiar un índice concreto. Por eso los fondos indexados se conocen como inversión pasiva, y es lo que los diferencia de los fondos de inversión.

Los fondos de inversión son gestionados activamente por gestores de fondos que eligen sus inversiones. El objetivo de los fondos de inversión es batir al mercado, mientras que el objetivo de los fondos indexados es simplemente igualar el rendimiento del mercado. Como los fondos indexados no requieren una gestión humana diaria, tienen unos costos de gestión más bajos (llamados “ratios de gastos”) que los fondos de inversión.

Fondos de inversión

El dinero que se ahorra en comisiones al invertir en un fondo indexado en lugar de un fondo de inversión puede ahorrarle mucho dinero a largo plazo y, a su vez, ayudarle a ganar más dinero.

Una estrategia habitual para muchos inversores que tienen un largo plazo de inversión es invertir periódicamente en un fondo indexado del S&P 500 (lo que se conoce como “dollar-cost averaging”) y ver cómo crece su dinero con el tiempo.

Leer también: Conoce la inversión que mas te conviene