Evita estos errores de inversión

Nos pasa a la mayoría de nosotros en algún momento u otro que conocemos a alguien que ha invertido y ha cometido muchos errores

Por ejemplo, estás en un cóctel y una persona que conoces aparece a  presumiendo de su último movimiento bursátil.

Descubres que no sabe nada sobre la empresa, está completamente enamorado de ella y ha invertido el 25% de su cartera con la esperanza de poder duplicar su dinero rápidamente.

Tú, por otro lado, comienzas a sentirte mal por él sabiendo que ha cometido al menos cuatro errores comunes de inversión.

Aquí están los errores que debes evitar para poder empezar a invertir.

No entender la inversión

Uno de los inversores más exitosos del mundo, advierte contra la inversión en empresas cuyos modelos de negocio no comprendes.

La mejor forma de evitarlo es crear una cartera diversificada de fondos cotizados en bolsa o fondos mutuos.

Si inviertes en acciones individuales, asegúrate de comprender a fondo cada empresa que representan esas acciones antes de invertir.

Enamorarse de una empresa

Con demasiada frecuencia, cuando vemos que una empresa en la que hemos invertido funciona bien, es fácil enamorarse de ella y olvidar que compramos las acciones como inversión.

Recuerda siempre que decidiste hacer esta inversión , es decir compraste estas acciones para ganar dinero.

Si cambia alguno de los fundamentos que te impulsaron a comprar en la empresa, considera vender las acciones.

Falta de paciencia

Un enfoque lento y constante del crecimiento de la cartera producirá mayores rendimientos a largo plazo.

Esperar que un portafolio haga algo diferente a lo que está diseñado para hacer es una receta para el desastre.

Esto significa que debes mantener tus expectativas realistas con respecto al cronograma para el crecimiento y la rentabilidad de la cartera.

Errores de inversión

Demasiada rotación de inversiones

La rotación, o saltar dentro y fuera de las posiciones, es otro asesino del retorno.

A menos que sea un inversionista institucional con el beneficio de tasas de comisión bajas, los costos de transacción pueden devorarte.

Sin mencionar las tasas impositivas a corto plazo y el costo de oportunidad de perder las ganancias a largo plazo de otras inversiones sensatas.

No diversificar

Si bien los inversores profesionales pueden generar alfa invirtiendo en unas pocas posiciones concentradas, los inversores comunes no deberían intentar esto.

Es más prudente ceñirse al principio de diversificación.

Al crear un fondo cotizado en bolsa  o una cartera de fondos mutuos, es importante asignar exposición a todos los espacios principales.

Al crear una cartera de acciones individual, incluye todos los sectores principales.

Como regla general, no asignes más del 5% al ​​10% a ninguna inversión.

También te puede interesar: Cómo ahorrar dinero con una tarjeta de débito