Consejos para usar tu tarjeta de crédito

Te compartimos algunos consejos para usar tu tarjeta de crédito comercial que seguro te ayudarán a hacer fácil tus finanzas.

 Protégete

Utiliza tu tarjeta de crédito comercial sólo para los gastos del negocio. Si tu negocio es una sociedad de responsabilidad limitada o una corporación y estás mezclando gastos personales y de negocio, se llama “perforar el velo corporativo”.

En el caso de que alguien demande a tu empresa, el demandante puede intentar ir a por tus bienes además de los de tu negocio.

Proporciona directrices por escrito sobre lo que los empleados pueden y no pueden cargar a la tarjeta de crédito de la empresa.

Algunas empresas exigen que los empleados firmen contratos en los que aceptan ciertas normas.

Mujer revisando celular y tarjeta de crédito

Paga la deuda de tu negocio, incluso si éste fracasa.

Recuerda que tu tarjeta de crédito comercial probablemente tenga una garantía personal, lo que significa que es posible que no puedas cancelar la deuda de tu tarjeta de crédito, incluso si tu empresa se declara en quiebra.

Intenta pagar primero la deuda de la tarjeta de crédito de tu negocio con los fondos de la empresa para reducir las posibilidades de quiebra personal y de que los acreedores persigan tus bienes personales.

También puedes leer: Formas de mantener tu tarjeta de débito a salvo

 Automatiza todo

Establece el pago automático. Si configuras el pago automático para tu pago mínimo, puedes asegurarte de que pagas al menos el mínimo en cada ciclo de facturación.

Si lo configuras para el pago total, generalmente pagarás todo hasta la fecha de cierre, maximizando tus periodos de gracia para tus otras compras.

Crea recordatorios en el calendario que te produzcan revisar las cuentas de tus tarjetas de crédito al menos una vez a la semana.

Conéctate a tus portales online y haz un seguimiento de tus saldos.

Establece alertas de texto y de correo electrónico.

Éstas pueden informarte de cuándo se ha cargado en tu tarjeta de crédito, cuándo está a punto de producirse un pago automático o cuándo han cambiado las condiciones.

Hombre revisando tarjeta de  crédito

Pásate a los extractos sin papel y salva un árbol. También reducirás el riesgo de que alguien robe la información de tu tarjeta de crédito manipulando tu correo.

Haz un recordatorio en el calendario para cuando tus suscripciones deban renovarse automáticamente.

Si tu suscripción a, por ejemplo, Amazon Prime, se va a renovar automáticamente y se va a cargar en tu tarjeta, marca la fecha en tu calendario.

Así podrás cancelarla antes si decides que no la vas a necesitar durante el próximo año.

Establece alertas sobre la fecha de emisión de tus tarjetas de crédito. Decide si vas a cancelar tu tarjeta antes de que aparezca la cuota anual.

Descarga la aplicación de tu tarjeta de crédito comercial para poder realizar los pagos desde tu teléfono.

Asegúrate de que tu tarjeta de crédito comercial está vinculada a tu cuenta corriente comercial. Vincula tu tarjeta a un monedero digital.

Construye el crédito de tu negocio

Asegúrate de que todas las cuentas de tu negocio están bajo el nombre legal de tu empresa.

Si has registrado el nombre “Rachel’s Flower Shop, LLC” en tu estado, por ejemplo, utiliza ese nombre para todas las cuentas que abras.

Esta coherencia facilita a los acreedores la verificación de tu negocio y el seguimiento de tu crédito empresarial.

Lea tus extractos de crédito mensuales. Asegúrate de que la información es correcta.

Revisa tus informes crediticios personales y comerciales. Sacar el crédito personal es gratis, pero el crédito empresarial puede costarte.

Mujer entregando tarjeta de crédito

Identifica las áreas de mejora. Estas son algunas de las cosas que los extractos de tus tarjetas de crédito pueden decir sobre ti (y tu empresa).

Si tienes una deuda de tarjeta de crédito, has un plan para pagar tus saldos en una fecha determinada. Podrías ahorrar dinero en intereses y reducir las posibilidades de endeudarte más, a la vez que mejoras tu crédito.

Puedes solicitar tarjeta de crédito o aumentar la línea de crédito si tus ingresos aumentan. Esto generalmente cuenta como una consulta dura, pero también puedes aumentar tus puntuaciones de crédito mediante la reducción de tu ratio de utilización de crédito. Para las puntuaciones de crédito personales y la mayoría de las puntuaciones de crédito empresariales, es mejor mantener un uso de crédito bajo.

Realiza varios pagos al mes para limitar el uso del crédito disponible.

Algunas tarjetas limitan el número de pagos que puedes realizar por ciclo de facturación. Averigua la política de tu emisor si piensas hacer varios pagos por ciclo.

Controla tu crédito personal. Los prestamistas casi siempre tienen en cuenta su crédito personal a la hora de conceder préstamos a la pequeña empresa. Asegúrese de cuidarlo.

Tags: